Cómo crear un escape room paso a paso


Paso a paso: Cómo crear un escape room profesional o casero. Elige el lugar, crea unos enigmas e inventa una historia. Ordénalo en una secuencia y prepara a tu gamemaster. Por último testealo con tus amigos y lánzalo.

Fecha de publicación: 27-11-2017.

Si quieres crear un escape room puedes empezar por este articulo donde aprenderás lo básico y lo más importante para poder hacer tu escape room tanto de forma profesional como casera.

Pero no hay que preocuparse por el coste, puedes crear una obra magna con unos hilos y una historia inmersiva. Lo importante es tu propio ingenio para crear un juego de escape room.

Este tipo de actividades pueden realizarse en actividades como cumpleaños, fiestas, escuelas, empresas, otros escape room, incluso una declaración de amor.

Si deseas contratar un servicio de diseño y creacion de escape rooom puedes contar con nosotros. LLamanos al 654 690 714 o envianos un EMAIL

  • 1. El lugar: Desde una habitación a una casa entera.
  • Lo más sencillo es hacer un escape en un salón, una buhardilla, un sótano, una habitación de tamaño medio. Donde con algunos elementos de tu propia casa, unos candados y unas pistas puedes hacer un escape room.

    Aprovecha el espacio en el que estás, si por suerte tu sótano es viejo puedes hacer un escape de miedo, si estas en un salón y tienes una estantería con libros puedes ambientarlo como una biblioteca.

    Desde una habitación a dos, una casa entera e incluso otro tipo de espacios como un escape room outdoor o de exterior, con actores, etc. Y por dar ideas, hasta en un espacio virtual multifuncional usando gafas de realidad virtual y unos sensores.

  • 2. Los enigmas: Juegos de logica, puzzles y mucho más.

  • Los enigmas en los escape room son fundamentales para su debida construcción, sin acertijos no habría esfuerzo en el jugador. Lo recomendable es crearlos de forma coherente a la historia del juego.

    Las pruebas son el alma de los escape room. Sin estas pruebas no habría un esfuerzo que junto a la diversión forman la teoría del flow. Esta teoría explica como conseguir estar enganchado durante horas con una tarea y disfrutarla. Debe haber un equilibro entre la dificultad y el entretenimiento del juego o tarea a cumplir.

    Puedes usar periódicos para cifrar mensajes, pintura fluorescente, tinta invisible con limón, hojas con problemas abstractos o símbolos dibujados en la pared con tiza o carboncillo. En la red social Pinterest o en Google podemos encontrar infinidad de ejemplos de pruebas y enigmas para escape room de mayor o menor elaboración.

  • 3. La historia: La trama como cohesionador del escape.
  • La ambientación y la misión de un escape room es lo que va a hacer de tu juego un juego inmersivo. Los jugadores volarán con una introducción bien preparada y decoración que justifique la historia en la que van a entrar los participantes.

    La resolución de un asesinato, la búsqueda del santo Grial, una misión de espionaje pueden ser algunas de las ideas que puedes desarrollar al crear un juego de escape room.

    Solo tu ingenio puede idear el mejor escape room del mundo, el tuyo propio.

  • 4. La secuencia: El orden de las pruebas y de la historia.

  • Los candados en los escape room son la base. Todo tipo de cierres que se puedan desbloquear son partes utiles de un juego de escape. Ayudan a aportar un orden o una secuencia al juego.

    Una historia tiene una introducción, un desarrollo y un desenlace. Y los juegos pueden tener incluso un giro argumental para aportar mayor drama tal como que lo que parecía la casa de un simple vendedor de juguetes resulta ser el malo al descubrirse una nueva habitación llena de pruebas que le incriminan.

    El juego puede ser lineal, las pruebas se realizan en un orden y de una en una o dinámico, en el que las pruebas no tienen un orden especialmente definido y pueden hacerse en el orden que se quiera.

    Pero es muy importante que haya un hilo del argumento y las pruebas para que la historia se vaya revelando y los jugadores no acaben perdidos con pruebas que puedan parecer inconexas.

  • 5. El GameMaster: Prepara tus pistas ingeniosamente.
  • No puede haber un escape room sin Gamemaster o director de juego que se encargará de dar pistas a los jugadores y de dirigirlos si se han despistado o perdido.

    Debes preparar las pistas y tenerlas preparadas para cuando surja la ocasión. Cuanto más ingeniosas y elaboradas sean las pistas mayor será la inmersión en el juego. No es recomendable dar una pista tal cual, es mejor adornarla un poco, así resultará una experiencia más inmersiva para los jugadores.

    Otro detalle importante del Gamemaster es el atuendo y el rol que adopta. Puede disfrazarse un poco y tomar el papel de algún personaje que cuente la introducción y guíe a los jugadores de una forma original.

  • 6. Testeo: Recure a un amigo para probar el juego.
  • Y lo más importante, probar el juego. Puedes recurrir a algún amigo/a o grupo para testear el juego para ver que fallas puede tener y que cosas se pueden mejorar o modificar.

    El tiempo de juego también es importante. Lo recomendable son 60 minutos ya que es un juego que requiere de un esfuerzo mental y en algunas ocasiones físico y por lo tanto los jugadores se cansarán si el juego es demasiado extenso. Así que es importante medir bien el tiempo de juego para no desmotivar a nuestros jugadores.

    En el testeo algunas pruebas que puedes realizar son el tiempo de juego, la dificultad de las pruebas, la coherencia de la historia y del espacio de juego, la secuencia y la capacidad del gamemaster para dirigir el juego. Si algo falla, este es el momento de corregirlo o mejorarlo.